La Constitutio Criminalis Carolina

La Constitutio Criminalis Carolina, también denominada Lex Carolina tuvo su origen en el Sacro Imperio Romano Germánico y fue aprobada en el año 1532 cuando reinaba Carlos V.

 

Esta nueva ley se encargaba de tipificar distintos delitos como eran la sodomía, el incesto, la seducción, la hechicería y la blasfemia entre otros. No obstante, contaba con la característica de que no era obligatoria para los señores feudales dentro de los territorios propios.

Las penas que establecía incluían desde quemar a la persona hasta descuartizarla, la espada, ahorcarlos, muerte por asfixia, enterrar el cuerpo vivo, utilizar el hierro candente e incluso la flagelación.

No obstante, la Carolina es un código penal cuyo objetivo principal era la intimidación para evitar que se cometiesen dichos actos que eran considerados delictivos.

Con la llegada de la Carolina se puso punto y final a la jurisdicción penal existente para cada localidad que hacía que el imperio se dividiese en un conglomerado de leyes. No obstante, siempre prevalecían las leyes particulares de cada Estado perteneciente al imperio por encima de la Carolina. De todas formas, sin duda a cabo reformando el derecho penal de todos y cada uno de estos Estados.

El mayor problema que tuvo la Lex Carolina fue que a diferencia de otras leyes penales establecidas anteriormente, tan sólo era necesario que la víctima acusase a una persona en concreto para qué se llevase a cabo el sacrificio. Esto quería decir que los juzgados no podían realizar investigaciones movidos por la iniciativa propia.

Un buen ejemplo fueron los juicios de brujas masivos que existieron entre los años 1580 y 1680. También fue muy conocida por considerarse un fundamento legal para la tortura y conseguir de esta forma confesiones que no tenía por qué ser reales.

En definitiva, la Constitutio Criminalis Carolina fue utilizada por muchos con el objetivo de acabar con determinadas personas sin que se hubiese producido dicho delito.


Comparte este artículo:

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO