El delito en el Derecho Penal

La definición de delito en el Derecho Penal en la actualidad tiene un carácter formal y descriptivo. Por otra parte también se trata de un concepto dogmático cuyas características parten a raíz de la ley. La palabra delito proviene del latín delinquere que significa alejarse del buen camino.

La mayor parte de los ordenamientos nacidos a partir de la herencia del sistema europeo son definidos como una acción típica, antijurídica y culpable y eventualmente punible.

También puede definirse, según Luis Jiménez de Asua, como “toda acción,  omisión o comisión por omisión, típicamente antijurídica y correspondientemente imputable al culpable, siempre y cuando no surja una causal de exclusión de la pena o el enjuiciable sea susceptible de la aplicación de una medida de seguridad“.

No obstante, existen varias definiciones distintas aunque lo cierto es que en general siempre se atribuye el mismo contenido y objetivo, procediendo a debatir todos y cada uno de los elementos que la componen en discusiones basadas en lo que se considera como la teoría general del delito.

La teoría del delito es la encargada de estudiar los presupuestos de los hechos que deberán sucederse para que pueda existir un delito, es decir, busca la definición por la que un determinado hecho es considerado como delito.


Comparte este artículo:

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO